Más de $ 126 millones para construir las primeras 50 cisternas de captación y almacenamiento de agua en El Impenetrable

Más de $ 126 millones para construir las primeras 50 cisternas de captación y almacenamiento de agua en El Impenetrable

Garantizarán el acceso al agua en zonas rurales dispersas de los departamentos de General Güemes y Almirante Brown. En una segunda y tercera etapa se sumarán otras 200. «Son sistemas complementarios que permiten llegar con agua apta para consumo y producción a la comunidad rural dispersa», detalló la vicegobernadora.

La vicegobernadora Analía Rach Quiroga abrió este miércoles -junto al presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), Daniel Pegoraro y a la ministra de Ambiente y Desarrollo Territorial Sostenible, Marta Soneira-, los sobres de la licitación para la ejecución de 50 sistemas de captación y almacenamiento de agua en zonas rurales de los departamentos de General Güemes y Almirante Brown. Se presentaron dos oferentes: Qanaq S.R.L y Ruiz Construcciones. Se trata de un conjunto de 50 cisternas semienterradas con una capacidad de 16.000 litros, colocadas en puntos estratégicos para que las y los habitantes de la zona puedan tener acceso. La obra cuenta con un presupuesto oficial de $126.082.979, financiado a través del Ministerio de Obras Públicas de la Nación.

El plazo de ejecución será de seis meses y como toda obra pública implicará generación de empleo local. “Esto se suma a los 1500 techos y cisternas que se ejecutaron en el Departamento Güemes como parte del acueducto de El Impenetrable y otras 500 que están en ejecución, son sistemas complementarios que nos permiten llegar con agua apta para consumo y producción a la comunidad rural dispersa”, detalló la mandataria y adelantó que en una segunda y tercera etapa se prevén sumar 200 cisternas.

De esta manera avanza el programa “Acceso al agua, al saneamiento y la higiene en zonas rurales dispersas” cuyo objetivo es brindar soluciones técnicas ante las problemáticas provocadas por el déficit hídrico que afecta a la región. “En las recorridas por el Chaco más profundo podemos ver cada vez más techos y cisternas que implican que esa familia accedió a una mejor calidad de vida y a un derecho fundamental como el acceso al agua”, sostuvo.

En ese sentido recordó que en 2007 cuando Capitanich asumió el primer mandato como gobernador la provincia contaba sólo con dos acueductos. En la actualidad hay 24 acueductos que se complementan con otros sistemas para llegar a cada rincón del Chaco. “Son obras que forman parte de una política de fomento al arraigo rural, porque si bien llegamos con el Acueducto a miles de familias, muchas chaqueñas y chaqueños que están dispersas quedaron distantes, y estamos llegando con estas estrategias”, concluyó.

Reducir la brecha de acceso al agua

El presidente de la APA destacó la importancia de estas obras que aseguran el abastecimiento de agua a la población, teniendo en cuenta el déficit hídrico que sufre la provincia desde hace más de tres años. “El objetivo es reducir la brecha social de acceso al agua segura para consumo humano y acercarse a las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, indicó y adelantó que se brindarán capacitaciones para cosechar el agua de manera segura. Soneira resaltó que las obras profundizarán el fortalecimiento del sistema de desarrollo productivo y arraigo de las familias en áreas rurales. “Son 50 cisternas que cambiarán la vida de 50 familias”, aseguró.